¿Te gustan los juegos de zombies? They Are Billions es lo que buscas

0
32

En el mundo de los videojuegos aparecen cientos de títulos nuevos por día; muchos de ellos en la plataforma digital Steam, varios bajo el programa Early Access de esta, y son pocos los que logran sobrevivir a la avalancha de lanzamientos. Lo cierto es que a finales del año pasado apareció They Are Billions, un juego donde los zombies vienen en hordas a destruir la poca civilización que queda en un mundo post-apocalíptico.

¿Por qué jugar They Are Billions?

They Are Billions se distingue por ser un juego híbrido donde la estrategia en tiempo real (RTS) y la defensa de torres (Tower Defense o TD) se juntan con el objetivo de sobrevivir a los ataques progresivos de millones de zombies. A diferencia de muchos otros juegos, ya sea por ser títulos de poca calidad o simplemente por quedar sepultados entre tanta oferta, They Are Billions se mantiene en el tope de las ventas, a pesar de que aún se encuentra en desarrollo.

Su desarrolladora, Numantian Games, establecida en España y creadora del juego Lords of Xulima, ha dado con una combinación ganadora en este título -su segundo en los 4 años de vida que tiene-, integrando dos géneros que gozan de gran popularidad actualmente (RTS y TD), manteniendo los aspectos centrales de cada uno, y aprovechando la interacción directa con el público que proporciona el Early Access para añadir, quitar o mejorar los aspectos del juego a medida que este crece.

Es importante señalar que esta interacción en pleno desarrollo del juego favorece y enriquece la experiencia del grupo de personas relacionadas con él, es decir, sus creadores y el usuario final. El feedback continuo para sus desarrolladores y la experiencia renovadora para los jugadores, que pueden vivir una experiencia distinta a medida que juegan, no tienen precio.

Entre los diversos atractivos del juego se encuentran:

Mecánica del juego

They Are Billions empieza como cualquier videojuego de los RTS más conocidos (Age of Empires, Starcraft): el jugador dispone de una base central y algunas unidades con diferentes funciones. Es su tarea, a partir de allí, explorar el mapa (el cual se irá revelando poco a poco) y manejar los recursos (oro, comida, trabajadores, madera, piedra, hierro, petróleo y energía) con la finalidad de hacer crecer su ciudad a través de la construcción de nuevos edificios y, por supuesto, de unidades que le otorguen poder militar.

Normalmente el jugador se topará, mientras explora, con unidades enemigas (zombies) a las que tendrá que enfrentar (por ello la importancia de expandir su poderío militar), pero el giro del juego radica en que cada cierto tiempo su ciudad será atacada directamente, y sin contemplaciones, por literalmente hordas, que no vendrán de a poco, sino en oleadas.

Al principio es posible que resulte sencillo sobrevivir, pero a medida de que sucedan estos encuentros se complicará lograrlo, ya que posteriormente aparecerán nuevos tipos de enemigos y, por si fuera poco, sus números aumentarán; además, si llegan a acercarse lo suficiente a los trabajadores, estos serán infectados y convertidos, lo que puede provocar una gran catástrofe.

El juego se presenta como un frenesí por la supervivencia, invitando al jugador a planificarse en relación a los pasos a seguir. Sin embargo, en esta entrega, se introduce una opción poco convencional para un juego de estrategia en tiempo real: la posibilidad de pausar la acción para la toma de algunas decisiones (y también tomar un respiro, lo sabemos), y luego volver a desatar el infierno zombie.

El jugador puede optar, entonces, por concentrarse en fortalecer las defensas de su ciudad hasta el próximo ataque o, en un enfoque más agresivo, enviar pequeños grupos de asalto a mermar los números de muertos vivientes circundantes mientras espera la horda. Todo esto sujeto, claro está, a la disponibilidad de sus recursos que se encuentran engranados para que cada uno sea dependiente del otro.

Modos

El juego tiene dos modos: Supervivencia y Campaña. Durante el Early Access solo se encuentra disponible el primero. No obstante, sus creadores indican que el modo Campaña estará disponible en la primavera de 2018 y contará con historias desarrolladas, niveles llenos de detalles muy cuidados y NPCs que interactuarán con el jugador.

Además, el modo de Campaña tendrá integradas todas las observaciones de los jugadores que actualmente pueden hacer uso del juego.

Narrativa

They Are Billions empieza con un mensaje que nos revela el año en el que se desarrolla, el 2160; solo quedan 7 colonias con una pequeña población de seres humanos. El resto: muertos vivientes hambrientos y  capaces de derrumbar grandes edificios para alimentarse, hordas que se mueven como un mar enfurecido que quieren acabar con todo.

Cinco unidades militares y un centro de comando, en principio, es lo único con lo que cuenta el jugador para sobrevivir. Sin embargo, la tierra siempre es dada, ya que permanecen los bosques y las canteras, fuentes de los recursos necesarios para reconstruir la civilización. Además, siempre que existan dos seres humanos y puedan comunicarse, la esperanza prevalece.

Esta sencilla historia se torna más interesante con el trasfondo elegido por sus desarrolladores: los eventos ocurren en un universo steampunk, una tendencia con altas influencias victorianas aplicada a una historia que trata temas de colonización, de la civilización conquistando la barbarie.

Gráficas

Uno de los aspectos más destacados de este juego es que, a pesar de venir de un desarrollador “novato”, cuenta con gráficas de alta resolución en 4K; esto muestra la intención de atraer a los jugadores amantes de visuales nítidas.

Cuenta además con una interfaz de usuario bien diseñada, intuitiva y muy funcional. Explica de manera sencilla los elementos que lo componen para facilitar al jugador la tarea de entender las distintas funciones de todo lo que se halla dentro del juego. Por ejemplo, preguntas como “¿Por qué un taller de madera?” o “¿Cuánta comida se debe tener?” pueden ser fácilmente respondidas a través de la interfaz de funciones.

Finalmente, la temática steampunk / post apocalíptica es visualmente atractiva, ya que permite conjugar las distintas edificaciones como parte de una gran y única maquinaria con vida propia.

Recomendaciones para sobrevivir a los zombies

Aunque en principio se maneja como un RTS estándar, hay ciertas cosas que no se deben obviar al momento de jugar They Are Billions:

  • Explorar el mapa siempre es importante, ya que permite encontrar recursos y edificaciones útiles, pero es más importante aún no descuidar las defensas de la ciudad, especialmente en los momentos cercanos a una oleada.
  • Es necesario mantener a los colonos a salvo, pues si caen en manos de un zombie no morirán, sino que se convertirán en un nuevo enemigo al que combatir, y esto puede convertirse en una espiral sin control que termine en una derrota terrible.
  • Manejar los recursos, desde la madera hasta la energía, es un juego de malabares en sí mismo, debido a que cada recurso está interconectado a otro, haciendo que sea imposible descuidar cualquiera de estos.
  • Si se tienen algunas unidades extra, y algo de tiempo disponible, se puede aprovechar para eliminar algunos enemigos en las áreas circundantes. De esta manera se reduce el número que se enfrentará en los ataques masivos.
  • Hay que estar preparado para perder. Por terrible que parezca, They Are Billions puede hacer que el jugador se cuestione sus habilidades, y puede aplastarlo en más de una ocasión antes de que logre superar uno de los mapas.

Ahora que conoces los aspectos más relevantes del juego, ¿te animas a probarlo?

Compartir