Playerunknown’s Battlegrounds (PUBG)

0
26

A no ser que estés viviendo bajo una roca, probablemente has oído al menos una vez a alguien mencionar que están jugando “PUBG”, abreviación de Playerunknown’s Battlegrounds. Y es de esperarse, el juego cuenta actualmente con más de un 1.3 millones de jugadores activos incluso estando en modo Early Access, lo que significa que su desarrollo aún no está completado. Su éxito lo mantiene rompiendo fácilmente los récords impuestos por títulos gratuitos como DOTA 2 o League of Legends en Twitch, y en ventas a juegos de series gigantes, como GTA y Skyrim.

Para llegar a desarrollar este juego, el cerebro detrás de su creación ha recorrido un largo camino que no se ha visto exento de altos y bajos. ¿A qué se debe realmente la locura por PUBG? Te invitamos a conocer de qué se trata este increíble FPS multijugador online.

La historia de Playerunknown

Brendan Greene, conocido como “Playerunknown” en la comunidad online de gamers, es el creador de Playerunknown’s Battlegrounds. En sus inicios, Greene nunca imaginó ser el responsable de uno de los más exitosos juegos del año, como diseñador gráfico y fotógrafo, su única ambición era jugar un tipo de juego que disfrutara y no le aburriera como lo habían hecho otros títulos que para muchos son legendarios (como Assassin’s Creed, ArmA y DayZ).

Así es como empezó a indagar en lo más profundo de los códigos de programación que daban forma a sus juegos preferidos, y terminó por obsesionarse con desarrollar modificaciones (mods) que lograran acercarse un poco al ideal de jugabilidad que tenía en mente.

Entre un periodo de su vida al que él mismo llama “oscuro”, finalmente llegó el día en que su trabajo dio frutos. En el año 2013 lanzó su propuesta mediante un servidor que hasta el día de hoy se encuentra pagando: un mod para ArmA 2 y ArmA 3 que llamó “Battle Royale”. El concepto era simple, y como Greene ya se lo esperaba, ganó popularidad de forma muy rápida.

Básicamente, el “mod” trata sobre un personaje que se lanza hacia lo salvaje sin ningún tipo de recurso y debe ingeniárselas para ser el único sobreviviente en un mapa que cada vez se reduce a medida que avanza el tiempo. Un mundo sin reglas, sin respawns ni segundas oportunidades, donde todos inician en igualdad de condiciones, y el ganador no será la persona más hábil en headshots o ataques melee en el juego, sino que será la persona que, en cada momento que se vea amenazada su supervivencia,  logre ser más listo que su atacante.

A la luz de las ofertas y posibilidades que surgieron de ese proyecto, Greene dejó de crear mods para otros juegos y comenzó a dedicarse por completo a desarrollar Battle Royale desde 0 con un título original, y de la mano de la empresa surcoreana Bluehole INC (desarrolladora del conocido MMO Tera).

Esos son los orígenes que dieron vida a Playerunknown’s Battlegrounds, un juego en que, si bien ninguna partida es igual a la otra, siempre tiene las mismas posibilidades al iniciar, siendo esa una de las variadas claves que lo hacen tan interesante.

Modo de juego: Un Battle Royale a muerte

En cuanto a jugabilidad, Battlegrounds pone en un solo juego todas las características de un Battle Royale en una forma que a fin de cuentas es más simple de lo que parece. Empezando con casi 100 jugadores, el juego no hace esperar para llevarte directamente a la zona de juego (y donde está la acción). Tu personaje parte en un avión del que debe lanzarse en paracaídas hacia una isla de 8 x 8 km a escala, en el momento en que estimes más conveniente, y desde que el primero de tus contrincantes toca el suelo, comienza la batalla a muerte.

Este mapa tiene varios pueblos y diversos lugares: un hospital, una escuela, una zona militar y está lleno de recursos: municiones, ítems para curarse, vestimenta para protegerse, vehículos, etc., lo que el jugador debe buscar como primera prioridad para comenzar una tensa lucha por sobrevivir y ser el último jugador con vida.

Resulta interesante además el hecho de que ser eliminado por otro jugador no es la única forma de morir: un campo (que parece ser electromagnético) comienza a reducir la zona de juego a medida que la partida avanza, esto con el fin de forzar a los jugadores a moverse por el mapa. Fuera de ese campo, la vida de tu personaje comenzará gradualmente a disminuir hasta que, o bien, regreses a la zona de juego, o mueras antes de lograrlo.

Las partidas duran alrededor de media hora, sin embargo, puedes quedar fuera a los segundos de iniciar. Todo dependerá de la estrategia que elijas: Evadir o atacar. No existen tutoriales en PUBG, y en realidad no hacen falta, porque no hay skills que vayas ganando, ni niveles, ni trucos dentro la partida. Realmente, si bien este juego tiene características de FPS, para disfrutarlo no es necesario ser un experto en puntería, sino simplemente actuar y tomar decisiones.

Es por eso que llegar incluso a quedar entre los 10 últimos jugadores resulta tan satisfactorio.

Puntos débiles de Battlegrounds

Es cierto que en ocasiones morirás de formas frustrantes, deberás guardarte toda esa ira y seguir con tu vida como si nada hubiese ocurrido, ya que en este juego no existe un chat con el que puedas interactuar con los jugadores en tiempo real. Mientras que para algunos eso puede significar una bendición (en especial para quienes ya están hartos de lo tóxicas que pueden llegar a ser algunas comunidades de gamers), para otros puede ser un punto débil del juego.

Otra queja muy recurrente de los jugadores es en cuanto a los precios de los skins y loots del juego, los que en un inicio se suponía que no habría dinero real involucrado en el modo Early Access.

Por otro lado, puedes ser banneado del juego fácilmente si llegas a matar a un streamer y este te denuncia, aun cuando virtualmente no exista forma alguna de saber quién es cada jugador.

Estos son los puntos que con más frecuencia molestan a los usuarios, sin embargo, fuera de eso, la crítica es positiva en parte gracias a la accesibilidad que demuestran los desarrolladores para corregir los problemas que presenta el juego, dando además constantemente lugar a la escucha de las peticiones de los jugadores. Actualmente, por ejemplo, se está trabajando en una actualización que permitiría hacer correr el juego en máquinas con menos capacidad (los requisitos mínimos de hardware, especialmente gráficos y RAM de PUBG son altos).

Ha surgido además polémica en los últimos días por una versión Battle Royale free to play que fue lanzada por la compañía Valve, llamada Fortnite, y que presenta muchas similitudes con Playersunknown’s Battleground. BlueHole, sin embargo, habló de tomar acciones legales para resolver la disputa. Habrá que esperar para saber en qué termina este conflicto.

En definitiva, es cierto que mientras más tiempo juegues y más experiencia vayas ganando, te irás dando cuenta de algunas estrategias que pueden darte ventaja. Aun así, es un juego que difícilmente se vuelve aburrido puesto que las posibilidades son muchas y, como no hay reglas, todo puede pasar en la zona de juego.

Compartir