¿Piensas hacer Overclock en tu PC Gaming? Aquí algunas consideraciones

0
39
¿Piensas hacer Overclock en tu PC Gaming? Aquí algunas consideraciones
¿Piensas hacer Overclock en tu PC Gaming? Aquí algunas consideraciones

El Overclock es una práctica muy conocida entre los gamers que desean sacarle el jugo a las capacidades de sus computadoras. Con la llegada de los nuevos lanzamientos, con mayores requerimientos, esto se ha convertido en una tendencia.

Es un método que permite acelerar los componentes de una PC, transformándola en una potencial máquina para juegos y softwares de gama alta. Cuando tomamos la decisión de hacerlo en nuestra PC Gaming, es apropiado primero informarnos muy bien. Por ello, a continuación veremos algunas consideraciones sobre este tema.

¿Qué es Overclock?

La palabra Overclock significa “sobre el reloj”, que básicamente transmite la idea de aumentar la frecuencia del reloj de un componente electrónico, principalmente del procesador, por encima de las especificaciones del fabricante, incrementando también la cantidad de energía que este consume y el calor que genera. De este modo, conseguimos como resultado un mayor rendimiento, sin necesidad de comprar mejores piezas para un computador.

Es interesante que, a menor grado, este proceso lo realizan algunos componentes de manera automática, entregando un poco más de potencia para responder a la situación. Además, el realizar Overclocking en una Pc Gaming, puede tener algunas ventajas y desventajas dignas de considerar.

Las grandes ventajas

1. Podremos sacarle el máximo potencial a nuestro procesador, tarjeta gráfica o RAM, y así conseguir un desempeño superior para nuestros juegos y otras tareas.

2. Potenciamos lo viejo, e igualamos lo nuevo. Así es, el Overclocking hace posible que, incluso un componente viejo, iguale el rendimiento de un componente con una gama más alta y actual. Por ejemplo, en hwboot.org se encuentra un récord que se llevó un Pentium 4 a 5263 Mhz.

3. Algunos fabricantes lo permiten. Actualmente, debido a la popularidad que ha generado esta práctica, los dispositivos son bastante tolerantes al Overclocking, e incluso algunos fabricantes lo soportan con su propio software.

Las posibles desventajas 

1. Reduciremos a cero el margen de seguridad. Esta práctica es posible debido a que los fabricantes no exprimen al máximo los componentes, ya que dejan un margen de seguridad, el cual es estudiado y determinado para garantizar que este funcione en diversas circunstancias. Por lo que al realizar Overclock reduciremos ese margen y tendremos que tomar medidas para compensarlo, como mejorar la refrigeración y garantizar que nuestra fuente de poder pueda alimentar el sistema.

2. No sirve acelerar la velocidad de un solo componente si el resto del sistema es lento. Por lo que se necesitan piezas de buena calidad, sobre todo una tarjeta madre que sea capaz de soportar el Overclock.

3. Necesitamos componentes desbloqueados. Debido a que no todos los fabricantes apoyan esta práctica, algunos componentes están bloqueados para que el usuario no pueda acelerarlos. El desbloqueo de estos, aparte de ser complejo, puede suponer en una pérdida de estabilidad en el sistema, y reducir la vida útil de la pieza.

4. Riesgos altos. Hacer Overclock de manera descuidada puede causar que quememos o dañemos de por vida un componente. De hecho, si el componente es nuevo, perdemos su garantía al realizarlo.

¿Cómo se realiza el Overclock?

Es necesario que tengamos mucha paciencia y precaución. Para acelerar la velocidad del reloj, se debe aumentar la Frecuencia del Bus Frontal (FSB), el Valor del Multiplicador (CPU Ratio) o ambos al mismo tiempo, dependiendo del fabricante.

Todo esto se realiza mediante la BIOS, accediendo a las opciones del procesador, fijándonos en los valores normales y luego aumentándolos.

Se guardan los cambios, se reinicia y si todo sale bien el equipo arrancará normalmente. Este proceso se repite varias veces mientras se aumenta de manera secuencial con pequeños saltos las frecuencias y se comprueba que el sistema siga siendo estable.

Debemos seguir aumentando mientras la aceleración no afecte la estabilidad del sistema, para lo cual es necesario que probemos detenidamente el desempeño del equipo. Los cambios más extremos también exigen modificar el valor del voltaje del núcleo del procesador.

Luego de haber probado lo suficiente, y haber encontrado el equilibrio correcto, estando satisfechos con los resultados, es importantísimo que nos aseguremos de mantener el equipo a la temperatura correcta, aunque tengamos que invertir en un mejor equipo de refrigeración.

Y una cosa más…

El Overclock solo es una buena opción si realmente el aumento de velocidad justifica o compensa el riesgo de pérdida de estabilidad, y si el costo de una placa madre o un nuevo equipo de refrigeración es menor al de comprar componentes de gama alta.

En otras palabras, es recomendable que esta práctica solo se realice si de verdad necesitamos y podemos conseguir ese aumento de velocidad de manera segura, solicitando, de ser posible, la ayuda de algún experto sobre el tema.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí