Killing Floor 2, un sangriento juego de supervivencia

0
5
juego de supervivencia
juego de supervivencia

Un verdadero juego de supervivencia

Tripwire Interactive no se detuvo a darnos muchas explicaciones. Su mensaje se traduce en una única advertencia: “Elimínalos, o ellos te eliminarán a ti”.

El principio original de Killing Floor 2 se mantiene desde su nacimiento a partir de aquel viejo mod de Unreal Tournament 2004. Tras haber innovado en su época con esta interesante modalidad de supervivencia ante oleadas masivas de enemigos (hoy aplicada en muchos otros títulos de renombre), el equipo se enfoca en otros aspectos de su jugabilidad, para brindarnos una experiencia multijugador más vívida, aterradora y sangrienta.

Están detrás de ti

Horzine, una robusta compañía de biotecnología con prometedores proyectos, deja escapar un brote de criaturas genéticamente creadas. Durante los eventos del primer lanzamiento de Killing Floor, el Reino Unido queda en simples ruinas y las instalaciones son trasladadas hacia Europa.

Su objetivo era diseñar soldados clonados genéticamente para evitar las pérdidas en guerras, pero como en todo proyecto biotecnológico de esta clase, algo salió mal. Ahora tendremos que limpiar las calles y edificios, y evitar que este cultivo de monstruos biológicos acabe con la humanidad.

Dinámica de juego

Aunque el juego nos ofrece la posibilidad de disfrutarlo de forma individual, está explícitamente pensado para sufrir fuertes impactos de adrenalina junto a nuestros amigos en modo cooperativo (2-6 jugadores), ante oleadas masivas de Zeds.

La dinámica de este juego de supervivencia es rápida y divertida. En la medida que avanzamos y sobrevivimos a las oleadas y jefes, ganamos dinero y accedemos a nuevos armamentos, mejoras y skins. También podremos acceder a una tienda por tiempos limitados entre cada etapa, para comprar o potenciar nuestras armas.

Si morimos en medio de una oleada de Zeds, no podremos reaparecer hasta el final de la oleada, de modo que al menos un miembro del equipo debe sobrevivir a cada fase para garantizar el cumplimiento de la misión.

Zeds y jefes cada vez más poderosos

Existen diferentes tipos de criaturas además de Clot, el espécimen original en el proyecto de clonación de soldados. La velocidad, resistencia, armas incorporadas y habilidades variarán de una criatura a otra.

Tripwire Interactive incorporó en una de sus actualizaciones un controlador de juego inteligente que mide la experiencia de los jugadores según su participación, y de acuerdo a la destreza que demuestren, incrementa o disminuye la dificultad de cada oleada y de cada jefe.

Además, cada jefe cuenta con una mecánica de combate distinta que tendremos que descifrar, a fin de coordinarnos con el resto del equipo y dar con la mejor estrategia para acabarlos.

Un escenario ridículamente aterrador

Tripwire nos presenta un trabajo impecable en su gran variedad de escenarios, acompañados de una extraordinaria banda sonora. El ruido ensordecedor de una motosierra, o la descarga de una pistola al tirar del gatillo, le imprimen tensión al ambiente.

Sea que transitemos por una calle desolada a punto de ser invadida por decenas de criaturas, en un sombrío pantano, o en el interior de una aterradora edificación, podremos admirar un acabado gráfico muy bien cuidado que no pasa desapercibido, aunque no tendremos mucho tiempo para enfocarnos en esos detalles.

Nuestra clase y arsenal

Las armas son el atractivo principal del juego, cada una más potente y destructiva que la anterior, algunas diseñadas para pelear cuerpo a cuerpo, y otras para vaciarlas en lo que sea que se mueva y quiera devorarnos.

En cada nivel encontraremos objetos de curación, soldadores para bloquear algunos pasajes y armas distribuidas en los diferentes escenarios. Sin embargo, el peso jugará en nuestra contra si no somos conscientes de nuestros límites dentro de este juego de supervivencia.

Al iniciar una nueva partida, podemos elegir entre las 10 diferentes clases que hay disponibles, incrementando nuestro nivel de habilidades de forma progresiva. Cada clase sirve de apoyo al resto del equipo. Podemos ser médicos de campo y curar a nuestros compañeros, o elementos de soporte soldando puertas y accesos que puedan representar para nosotros una desventaja.

Los expertos en demolición, pistoleros, berserkers, pirómanos, tiradores, comandos, SWAT y supervivientes, cuentan con características, skills y herramientas para la ofensiva, defensiva y apoyo, en la estrategia que armemos.

Killing Floor 2 es un juego de supervivencia en todo el sentido de la palabra, que removerá todas nuestras emociones y nos sumergirá en una misión de limpieza por el bien de la humanidad.

Compartir