Katana ZERO: Un juego de aventura en pixel art

0
10
juego de aventura

Recientemente los videojuegos que emulan el estilo clásico arcade de los años noventa, han tenido una gran aceptación por los fanáticos, tanto en su arte como en jugabilidad, y resulta que Katana ZERO es uno de ellos; un título que además de incorporar estos aspectos, innova con su estrategia y posibilidades de juego.

Katana ZERO fue lanzado en abril de este año y actualmente está disponible para Windows, macOS y Nintendo Switch.

Narrativa fuera del tiempo

En Katana ZERO nos sumergimos en la historia de un samurai, en una aventura inspirada en el género neo-noir llena de elementos detectivescos, batallas veloces y una estética inspirada en efectos VCR de hace dos décadas que otorgan una identidad única.

Este samurai sin nombre, tiene la capacidad de ver el futuro y manipular el tiempo gracias a unos misteriosos fármacos. La vibra del juego es esencialmente nocturna y fácilmente logra transportarnos a los escenarios que construye.

A lo largo de este juego de aventura, tendremos que pasar por distintos escenarios, esquivando y matando enemigos, y utilizando todas las posibilidades que los controles y el entorno nos entreguen.

Estilo clásico y novedoso

Son varios los aspectos que Katana ZERO rescata de los videojuegos clásicos. Es un juego de aventura en 2D. Eso es lo primero que se nota al enfrentarse a este título. La novedad de la estética es que tiene un arte pixelado trabajado, lleno de detalles que interactúan con el entorno. A pesar de estar en dos dimensiones, en ningún momento se siente plano.

Por otro lado, Katana ZERO se incluye dentro del subgénero hack-and-slash, esto significa que el ritmo del juego es veloz. Y como muchos juegos de plataforma antiguos, el personaje principal solo tiene una vida, así como también los enemigos. Un golpe y volvemos al punto de inicio del escenario.

Pero no olvidemos que la narrativa juega mucho con el tiempo, por lo que en teoría no podemos morir, sino que vemos el futuro y aprendemos de los errores que cometimos, dándonos otra oportunidad para resolver el escenario que, muchas veces, son complejos puzzles que no nos dan tiempo para quedarnos estáticos.

Un slow motion impecable

Fuera de las características que hacen que Katana ZERO sea un clásico instantáneo, hay otras que lo hacen más divertido y diferente.

En los diferentes escenarios, tenemos la opción de poder ralentizar el tiempo, efecto conocido como slow motion, el cual está increíblemente integrado. Esta habilidad es opcional y además tiene un límite de uso, convirtiéndola en una posibilidad en momentos difíciles o de emergencia.

Sumado al uso de la katana y la habilidad recién mencionada, nuestro personaje principal puede utilizar los objetos del escenario para crear una táctica más veloz y eficiente. Desde hachas a botellas, todo sirve para cumplir el objetivo de la misión.

Finalmente, Katana ZERO es una experiencia que varía entre la acción y lo táctico, siempre con un toque de velocidad. No importa qué clase de jugador seamos, Katana ZERO combina aspectos de los clásicos y lo nuevo, donde la trama y estrategia nos mantiene en constante tensión.

Compartir