Hitman 2: El juego de acción y aventura que necesitas

0
6

Tras 18 años desde su primer lanzamiento y un reboot presentado en 2016 —que ciertamente no tuvo los mejores resultados comerciales entre el público gamer—, Hitman 2 resurge de las cenizas de una forma espectacular, pero sin salirse del molde.

Siguiendo con la misma temática de “Asesino silencioso”, este título ha logrado cautivarnos con la complejidad de sus mapas abiertos, misiones y miles de posibilidades que tenemos para deshacernos de nuestros objetivos.

El resurgimiento del Agente 47

Hitman 2 fue lanzado a finales del 2018 bajo el desarrollo de IO Interactive en colaboración con Warner Bros. Interactive, dejando atrás su relación con Square-Enix con la intención de tener un mejor resultado que mantuviera cautiva a su audiencia —y vaya que lo lograron—.

En el juego acompañamos al Agente 47 en sus diversas misiones por grandes ciudades y paisajes exóticos con una meta clara: asesinar.

Lo interesante que nos ofrece este título es un mundo literalmente adaptado para convertirse en nuestra arma. Prácticamente, tenemos mil y una opciones para eliminar a los objetivos, ya sea con armas o utilizando los objetos que se encuentran alrededor —en situaciones extremas, un pescado puede servir de arma letal—; solo dependerá de observar los escenarios con detenimiento y usar un poco la creatividad.

Experimentar con cada mapa

Una de las cualidades que ha hecho que este juego de acción y aventura tenga un público tan fiel y específico es por sus escenarios sandbox, donde podemos interactuar libremente y aprovechar ciertas situaciones para completar nuestras misiones. Por ejemplo, hacernos pasar por un cadáver, disfrazarnos de la mascota de un equipo deportivo o utilizar un sartén, todo lo que se nos pueda ocurrir para tomar desprevenidos a los objetivos.

En Hitman 2 son muchas las posibilidades que tenemos en cada misión. Son seis grandes escenarios para jugar que van desde Nueva Zelanda, Colombia y la India, hasta Miami y la Isla de Sgàil al norte del Atlántico. Cada uno de estos lugares es profundamente detallado y podremos iniciar por el que más nos llame la atención, a pesar de que en el juego se hace un recorrido sugerido.

Historia sencilla, misiones complejas

Si buscamos una historia reveladora, probablemente este título no sea el indicado. En sí, los desarrolladores de este juego de acción y aventura se han preocupado principalmente por crear una experiencia divertida en torno al sigilo y lo emocionante de ser un asesino en el mundo contemporáneo, por sobre un trasfondo elaborado.

De todas formas, esto se suple con las posibilidades de jugabilidad que nos entrega. Al igual que en versiones anteriores, tendremos que escabullirnos entre personas, husmear cuidadosamente tanto en la calle como en edificios e infiltrarnos con disfraces en diversas situaciones sin que nadie sospeche.

Aquí, la cautela y una buena estrategia serán piezas clave para completar las misiones, ya que el nivel de complejidad nos incita a preocuparnos hasta por el reflejo de los espejos y la interacción con cada NPC puede ser favorable o devastadora; algo que sin duda le agrega un poco de tensión al juego.

No obstante, a estas características se suman otras tantas que recomendamos probar, como el modo sigilo para espiar a distancia, el modo multijugador o fantasma, donde dos jugadores realizan la misma misión en paralelo y compiten por acabarla primero —una excelente opción para jugar con amigos—.

En Hitman 2 encontraremos una jugabilidad compleja con una historia que para muchos puede sentirse sencilla, pero que a final de cuentas podemos pasar por alto gracias a todas las demás virtudes de este título.

Compartir