Divinity: Original Sin 2: juegos de guerra multijugador

0
4
juegos de guerra multijugador

Divinity: Original Sin 2: juegos de guerra multijugador

Como parte de la secuela del juego Divinity: Orginal Sin, Larian Studios lanzó a finales del 2017 Divinity: Original Sin II para computadora, y en el 2018 para Xbox y PS4. Este título sin duda está dentro de nuestros favoritos, debido a que le devuelve a los juegos de rol toda la ambientación y técnica de la vieja escuela.

¿Quién no disfrutaba conociendo la historia de cada uno de los personajes, sus habilidades y los secretos del mundo en el que se desenvolvían? Seguramente todos; por esto, Divinity: Orginal Sin II no dejará de sorprendernos mientras descubrimos la magia y la historia que envuelve a la región de Rivellon.

Protegiendo la Fuente de Energía

Inmersos en un mundo de guerra y brujería, es donde podremos tomar el papel de un hechicero u otras criaturas fantásticas. El objetivo es proteger la fuente de energía de Rivellon, de donde los hechiceros toman el poder para perfeccionar sus encantamientos y habilidades de combate.

¿De quién hay que proteger a la Fuente?  De los monstruos que provienen del Vacío. Un mundo alterno lleno de oscuridad, que dejará libre a los Voidwoken después de que Lucian, poseedor de una insuperable fuerza Divina, muera.

La aventura comienza tras la muerte de este ser supremo que se encargaba de mantener al Vacío cerrado y lejos de Rivellon; sin embargo, una vez que ya no está, las criaturas malignas aparecen, comenzando la persecución de los hechiceros  y desterrándolos en la fortaleza Fort Joy.

Juego de rol y de guerra

Divinity: Original Sin II entra en los juegos de guerra multijugador.  Nos da la oportunidad de abrir una partida para hasta 4 jugadores, quienes podrán ser aliados o enemigos. Cada jugador tendrá su propio personaje, con su propia historia y objetivos; si embargo, podemos reclutarlos para crear nuestras propias alianzas y estrategias de juego.

Como parte de las características de los juegos de rol, este título nos permite tomar responsabilidad de cada una de nuestras decisiones. Podemos hablar con cientos de criaturas e interactuar con el espacio de diferentes formas. Esto quiere decir que está en nuestras manos dar vida o muerte a habitantes del lugar, así como robar o adentrarnos en lugares prohibidos.

A través del mapa, podremos hurgar más y más en el escenario, buscando objetos y teniendo acceso a documentos que nos irán dando información sobre lo que tenemos que hacer, y que nos permitirán adquirir nuevos conocimientos.

Sistema de Combate

Al ser parte de los juegos de guerra multijugador,  Divinity: Original Sin II tiene un esquema de combate a turnos.  Para esto se abre un sistema en el que nuestro personaje podrá hacer uso de artimañas mágicas y poner a prueba sus habilidades para derrotar al contrincante. Muchos de los artilugios que podamos utilizar se irán recolectando a lo largo de a historia, sin embargo, el uso que se les dé dependerá de las características del personaje que hayamos elegido. Incluye 4 niveles de dificultad para que pongamos prueba cada nueva estrategia.

En esta ocasión nuestro personaje puede pertenecer a cualquiera de las razas disponibles, desde hombres-lagarto hasta no-muertos. Las cualidades de cada uno se pueden ver al inicio del juego para que escojamos el que nos resulte más atractivo.

Para instalarlo

Para poder instalar este juego en una PC, es necesario que nuestro equipo tenga un sistema operativo de 64 bits. Entre las opciones a elegir está el Windows 7, el Windows 8.1 y el Windows 10. El procesador debe ser Intel Core i7 o equivalente y tener una memoria RAM de entre 4 y 8 GB.

Compartir