¿Qué debo saber sobre los discos duros y por qué son importantes para jugar?

0
30
¿Qué debo saber sobre los discos duros y por qué son importantes para jugar?
¿Qué debo saber sobre los discos duros y por qué son importantes para jugar?

El disco duro es una pieza indispensable para el buen funcionamiento de una computadora, y más aún si es una computadora gaming. No se puede negar, pero una duda constante que puede surgir cuando queremos mejorar la capacidad de almacenamiento, es qué tipo de disco duro utilizar.

Primero hay que tener en cuenta que un SSD (solid-state drive o unidad de estado sólido) tiene la misma función que un HDD (hard drive disk disco duro). Ambos son usados para el almacenamiento de datos habitual desde hace unos años.

A continuación, te explicaremos las diferencias técnicas de estos dispositivos y algunos detalles importantes que debes tener presente a la hora de elegir el más conveniente para ti.

El clásico: Hard Drive Disc (HDD)

Los discos duros rígidos son un sistema de almacenamiento que cuentan con uno o más discos, mejor conocidos como platos, recubiertos con material magnético que giran a altas velocidades, medidas por rpm (revoluciones por minuto), a la vez que un cabezal magnético escribe y lee la información contenida en ese disco, mediante pulsos de corrientes eléctricas. Incluye además una memoria caché, que se reserva para tareas que requieran un flujo de datos constante.

El innovador: State Solid Disk (SSD)

Los Discos de Estado Sólido, tienen las mismas funciones de un HDD. Tomando esto en cuenta, cualquiera podría confundirlos, pero su diseño es completamente diferente: los datos se almacenan en memorias flash, que son bastante parecidas a aquellas de las cuales están hechas las memorias RAM, con la diferencia de que la información se conserva incluso sin corriente eléctrica.

Para comprender mejor, podríamos compararlos según las siguientes características:

Velocidad

Simplemente no existe ninguna rivalidad en este apartado, los SSD son más rápidos de manera absoluta y las razones son bastantes claras. En el caso de los discos duros tradicionales, existe un retraso mientras el lector alcanza la sección del disco donde se encuentra la información deseada, llamado latencia rotacional. Esto causa que el tiempo de búsqueda medio de un HDD sea de 5 a 9 ms. Mientras que en los Discos de Estado Sólido este retraso es casi inexistente, pues, estamos hablando de una velocidad de búsqueda de unos 0,1 ms como promedio, causando que el tiempo de carga del sistema operativo, aplicaciones y archivos se reduzca a más de la mitad.

Rendimiento y duración

Las partes móviles de los HDD pueden dañarse debido a un golpe o corte de energía brusco mientras está encendido. También podemos mencionar que los Discos Duros clásicos son propensos a fragmentar archivos grandes y esto reduce su rendimiento. Los SSD no se fragmentan, y al no tener partes móviles son más resistentes, pero si lo llevas al límite de su capacidad, le va a pesar la información y perderá parte de esa velocidad tan característica. Por esto, recomiendan no llenarlo más allá del 90% de su capacidad. Además, el consumo de energía de los HDD es mayor (de 6 a 15 Wats vs. 2 a 5 Wats de un SSD).

Relación Espacio de almacenamiento – Precio

Existe una carrera tecnológica para que ambos tipos de discos sean cada vez más grandes. A la hora de obtener un disco duro para tu equipo gaming, sus avances también vienen con una variedad en los precios. Fácilmente se pueden encontrar HDD de 1 TB con buenas velocidades por $950 MXN o menos. Pero un SDD de 512 GB puede llegar a costar $4.000 MXN o más. Sin duda, esta es la mayor desventaja de los Discos de Estado Sólido.

Otros detalles a considerar

También está el espacio que ocupan, los Discos Duros magnéticos se producen en 2.5 y 3.5 pulgadas, mientras que los SSD pueden venir en diversos formatos, puesto que básicamente sólo se necesita una base donde colocar las memorias flash y otros componentes necesarios, viniendo incluidas en ocasiones hasta en placas base o puertos PCI Express.

Agregamos también que los HDD siempre generaran además un poco de ruido debido a que sus partes están en constante rotación.

Un mito que es importante que descartemos, es el que alega que los SDD se traducen en una enorme cantidad de FPS (frames por segundo) al jugar. A pesar de que esta idea es falsa y totalmente infundada, un Disco de Estado Solido sí aumentará significativamente el tiempo que un juego tarda en cargar, haciendo que sea más agradable la experiencia.

Como puedes ver, cada uno tiene ventajas y desventajas, por lo tanto a la hora de elegir un disco duro para tu PC gaming, considera las siguientes preguntas para que te sea más fácil decidir cuál es el ideal para ti:

¿Cuál es mi prioridad? ¿Velocidad, almacenamiento o duración?

Determina cuánto almacenamiento utilizas y necesitas. La descarga de películas, vídeos, música y otros archivos multimedia demandan mucho espacio, sobre todo si es en alta resolución. También piensa cuántos juegos quieres tener; actualmente, los juegos pueden pesar como promedio unos 50 GB. Por lo que una SSD de 256 GB, por ejemplo, podría ser insuficiente si sueles tener varios videojuegos, más aún si grabas tus partidas. Además, es importante recordar que la velocidad característica de un disco de estado sólido se verá afectada si lo llenas completamente.

Analiza si realmente necesitas y puedes sacarle provecho a la velocidad de almacenamiento que proveen los SSD, ya que es cierto que puede ser una experiencia única el abrir un sistema operativo y programas rápidamente, aparte que te permitiría usar mejor tu tiempo. Pero debes sopesar si estás dispuesto a sacrificar ese espacio que necesitas por velocidad.

Observa también cuánto espacio físico tienes en tu computadora para instalar un disco, así como cuánto la mueves de un sitio a otro. Si viajas mucho, un HDD se te puede dañar con facilidad. Verifica además si la fuente de poder tiene potencia suficiente para instalar otro disco adicional.

¿Cuánto estoy dispuesto a pagar?

Existen Discos en Estado Sólido que sobrepasan los 15 TB de almacenamiento, que sería la mejor opción si omitimos ciertos detalles, como el que sobrepasan los $190.000 MXN y son demasiado escasos.

Así que muchos optan por configuraciones como la de la Predator, que permite tener un SSD para lo importante y un HDD para guardar el resto de cosas. O bien, puedes elegir un HDD con buenas rpm y capacidad de almacenamiento suficiente.

Tú decides

En resumen, un SDD es recomendable para quienes la velocidad y duración tienen mayor prioridad que el espacio de almacenamiento, y que además estén dispuestos a pagar por eso, es decir, para aquellos que no consumen demasiado en multimedia o juegos, pero necesitan experimentar correctamente la velocidad de arranque y carga de aplicaciones; así también para aquellos que viajen mucho con su PC.

Para el resto, aquellos que consumen muchos GB en multimedia y en diversos juegos, y esperan invertir más en otros componentes, sigue siendo una buena opción los HDD, ya que seguirán cubriendo esas necesidades a un buen costo.

En conclusión, recuerda que sin suficiente espacio de almacenamiento no podrás ni jugar ni disfrutar de entretenimiento cómodamente, por eso, a pesar del avance tecnológico que suponen los SDD, los Discos Magnéticos se mantendrán por un tiempo más como una opción a considerar.

Ahora, conociendo todo lo que necesitas sobre los discos duros, las diferencias que existen entre ellos y qué tienes que considerar para encontrar el más apropiado para ti, estás preparado para hacer la mejor elección.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre aquí