¿Qué debo saber para comprar unos audífonos para jugar?

0
47

Un buen sistema de sonido puede hacer la diferencia en los resultados de una partida: al sentirte inmerso en un videojuego, podrás desconectarte del mundo exterior y concentrarte 100% en lo que ocurre en la pantalla.

Escuchar todo detalladamente te dará ventaja al enfrentarte a tus enemigos, especialmente si cuentas con un equipo de calidad que te permita comunicarte en tiempo real con tus compañeros.

Si buscas una guía para elegir headsets, y obtener el control total en tus juegos, solo sigue leyendo este artículo.

Diseño

Según la forma de los audífonos, podemos encontrar cuatro clases:

Circumaurales: cubren toda la oreja, apoyándose en el pabellón auditivo y en la cabeza mediante diademas.

Supraurales: también cubren completamente la oreja, pero se diferencian de los circumaurales por su tamaño, ya que, al apoyarse en la misma oreja, tienen un tamaño reducido.

Intrauriculares: los más pequeños. Se insertan en el canal auditivo, aislando el ruido del entorno. Por su tamaño, son ideales para poder transportarlos a cualquier lugar.

Botón: parecidos a los anteriores, se diferencian porque se insertan en el canal auditivo de manera más superficial, con una extensión para sujetarlos tras las orejas.

Comportamiento del sonido

Un tipo de clasificación de los audífinos corresponde al comportamiento acústico. Según esto, los auriculares pueden ser:

Abiertos: ideal si buscas una calidad absoluta de audio, ya que al tener ligeras ranuras en su diseño exterior, permite la fuga de parte del sonido, eliminando frecuencias que sobresalen, generando así un equilibrio perfecto con mayores matices.

Cerrados: aíslan tanto el sonido externo como el interno, lo que podría producir cierto agotamiento en los oídos, debido a que generan cierta presión. Son perfectos para exteriores.

Semiabiertos: combinan las ventajas de los dos auriculares anteriores, aislando en parte los ruidos externos, mientras deja ir los sonidos que saturan el audio, permitiendo además, respirar al oído. Si juegas en casa, y sin ruido alrededor, esta es la mejor opción.

Con cancelación de ruido: esta tecnología busca repeler los sonidos externos a través de un driver que anula las ondas de alta frecuencia, aplicando un fenómeno llamado interferencia destructiva.

Sistema de sonido

La calidad del sonido dependerá en gran parte por los sistemas de audio que se utilicen:

Estéreo: es el más común, lo podemos encontrar en los audífonos más básicos.

7.1: es un sonido virtual generado a través de un software, el cual emula un sonido envolvente 5.1. Están recomendados para juegos tipo shooter, por ofrecer una sensación de inmersión en el juego.

5.1: es un sonido real, el cual es compuesto gracias a 5 altavoces integrados en cada orejera. Con este sistema de sonido, la sensación inmersiva ya es total. Estos audífonos tienen incorporados una propia tarjeta de sonido, por lo que se consideran los de más alta gama.

Aspectos técnicos

Para que no te asustes con siglas y cifras extrañas al momento de elegir tus audífonos para jugar, ten en cuenta estas definiciones:

Sensibilidad: se mide en decibeles (dB), y corresponde a a la potencia de sonido que emite el altavoz. Mientras mayor sensibilidad tenga el audífono, será mejor, ya que significa más potencia. Para jugar, y proteger tus oídos, la sensibilidad no debe superar los 100 dB (lo que emite el ladrido de un perro).

Frecuencia: se mide en Hertzios (Hz), y hace referencia al rango de frecuencia que emite el auricular dentro del espectro audible. Mientras más amplio sea este rango, mejor será su respuesta para reproducir frecuencias altas o graves. Como el oído humano es capaz de percibir entre 20 a 20.000 Hz, los audífonos deben cubrir estos valores.

Impedancia: se mide en Ohmios (Ω), y se trata de la resistencia que tiene un altavoz ante el paso de las ondas sonoras (potencia). Si la impedancia es baja, el audífono se sobrecargará y funcionará incorrectamente. El valor estándar es de 32 ohmios, pero lo ideal son los de hasta 60 ohmios.

Drivers: se refiere al núcleo del auricular, el cual se dedica a crear el sonido. El tamaño de su diafragma es un aspecto que se debe considerar al elegir un headset, ya que puede hacer la diferencia en el efecto de realismo del sonido, sobre todo si hablamos de disparos y bombas. Lo recomendable es un diafragma de 40 mm o superior para tener una buena calidad de graves.

Software: es imprescindible sobre todo cuando cuentas con audífonos 7.1, ya que te permitirá configurar los valores para equilibrar el sonido según el modo de juego.

Sobre el micrófono

Para comunicarnos con nuestro team efectivamente, es importante poder emitir un sonido nítido. En este sentido, en el mercado podrás encontrar alternativas con espuma antipop, la cual evita los goles de aire que generan, por ejemplo, palabras con “p” y “b”.

También es buena idea optar por uno que sea modular, para acomodarlo verticalmente cuando no lo uses, evitando que te estorbe. Incluso, puedes elegir uno desmontable.

Ahora, si buscas mejorar aún más la calidad del sonido, puedes encontrar micrófonos con cancelación de sonido para transmitir solo tu voz, omitiendo los sonidos del ambiente.

No olvides la comodidad

Ya sea si eres un gamer aficionado, o si estás buscando emprender un camino profesional, de todas maneras pasarás bastante tiempo frente a la pantalla. Por eso, debes tener en cuenta algunos elementos para que los audífonos se adapten a ti, y no tú a ellos.

Diadema: deben ser flexibles y muy cómodas. Debes fijarte en que tenga almohadillas transpirables. Al principio todos pueden parecer cómodos, pero después de unas horas podrías cambiar de parecer. Existen algunos que poseen memory foam, lo cual es una gran garantía para asegurar que no te molesten.

Peso: evita cansarte asegurándote de elegir auriculares con un peso que tu cuello pueda soportar durante horas.

Control de audio: todos sabemos lo importante que es tener a mano la opción para controlar el volumen o mutear el micrófono rápidamente. Durante una partida, no hay tiempo que perder, así que no olvides fijarte en esto.

Con cable o inalámbrico: si eliges la primera opción, considera que el cable sea lo suficientemente largo de acuerdo a tus necesidades. Los audífonos inalámbricos resultan muy útiles si sueles moverte mucho, pero tienen el detalle de que suelen ser más pesados, ya que poseen una batería integrada para funcionar.

Algunos de los mejores headsets para PC del mercado

Para que tengas una idea más clara de lo que puedes encontrar, te dejamos algunos modelos de audífonos que han obtenido buenas calificaciones entre los expertos:

  1. Asus ROG Centurion 7.1: con un notable estilo y con un sonido extremadamente claro. USD $402.15

  2. Razer ManO’War: con sonido envolvente 7.1, e iluminación multicolor, es fácil de configurar. Es un poco grueso, pero con sus orejeras de cuero resulta muy cómodo. USD $99.99

  3. HyperX Cloud Alpha: gran diseño con un sólido sonido estéreo, especialmente de bajos. Ideal para juegos de shooter en primera persona. USD $99.99

  4. V-MODA Crossfade inalámbrico: ofrece sonidos graves con agudos muy nítidos. USD $164.14

  5. SteelSeries Arctis 7: es cómodo, con sonido neutro y una batería de larga duración. USD $159.99

  6. Astro A50 Inalámbrico: posee sonido envolvente Dolby 7.1, y es extremadamente cómodo. USD $250

  7. Turtle Beach 350 Stealth VR: son los mejores para realidad virtual, con un diseño ergonómico. USD $49.95

  8. SteelSeries Arctis: con un diseño profesional, posee un alto rendimiento, con gran calidad de altos y bajos. USD $64.99

  9. Sennheiser GSP 350:  cerrados, con un sonido envolvente Dolby 7.1 y silenciamiento de micrófono automático. USD $123.50

  10. Logitech G933 Artemis Spectrum: con teclas montadas, proporciona atajos para realizar acciones en el juego. Tiene grandes y cómodas orejeras. USD $99.99

Como recomendación final, fíjate en que los audífonos sean compatibles con el sistema de juegos que vayas a utilizar, ya sea PC o consola, pues hay modelos que sirven solo para marcas o plataformas específicas.

Compartir