Cuphead: No hagas tratos con el diablo

0
33

Si te consideras gamer, o al menos estas bien empapado sobre la industria de los videojuegos, es imposible que no hayas oído hablar de Cuphead, incluso, no es osado afirmar que existe la misma posibilidad de que hayas sido tú quien se lo haya recomendado a un amigo.

Razones para hablar del juego hay muchas, ya sea para alabar su estilo y jugabilidad, criticarlo al considerarlo sobrevalorado o simplemente porque está en boca de todos.


Jugabilidad

Este videojuego es un plataformero de perspectiva lateral con graficas 2D, inspirado visualmente en el estilo de animación vintageLos niveles se dividen en múltiples peleas de jefe estilo Shoot em’ up y algunos niveles de run and gun. 

El juego incluye algunos elementos de rol, por el hecho de poder mejorar o adquirir ciertas habilidades en la tienda, gracias a las monedas obtenidas en los ya mencionados niveles de run and gun, e incluye un sistema de aumento de nivel. Entre otras características especiales, está la capacidad de utilizar ataques parry para interactuar con ciertos objetos en el entorno o para activar mejores ofensivas; además, incluye la posibilidad de jugar junto a otra persona (utilizando el personaje de Mugman) en modo cooperativo.

Luego de completar un nivel, el jugador será evaluado de acuerdo con su desempeño: el tiempo que le tomó culminar, el número de ataques utilizados o el daño recibido. Para ir de un nivel a otro, se deberá explorar un mapa visto con perspectiva desde arriba (al estilo de los antiguos juegos de rol para la SNES), donde también se encontrará a la ya mencionada tienda y algunas áreas secretas.

Una vez descrita la mecánica del juego, es necesario hacer mención a uno de los elementos que le hizo relevante en la escena, en conjunto con sus particulares gráficas. Con esto nos referimos a su extrema dificultad, la cual no tiene piedad, ni siquiera desde el primer nivel. Dicha complejidad, que se acentúa particularmente en algunos niveles, no puede decirse a ciencia cierta que incremente de manera ordenada a medida en que avanza la historia; algunos son especialmente complicados (a nuestro juicio), como es el caso de Hilda Berg, Grim Matchstick y King Dice.

Esta reverenciada y por muchos odiada dificultad, le hizo ganarse un puesto de honor como uno de los principales, sino el principal productor de dolores de cabeza para los gamers en 2017, lo cual recuerda a otros títulos que se hicieron famosos por ofrecer un reto memorable en su momento (y hoy en día lo siguen ofreciendo para la mayoría), como es el caso de Dark Souls y Contra.


Trama

Cuphead y Mugman son dos pequeñas tazas con vida, que viven en una humilde casa rural a cargo de The Elder Kattle (la vieja tetera). Un día, las jóvenes piezas de porcelana se desviaron del camino por no seguir las advertencias de su cuidador, y terminaron en el Casino del Diablo.

Una vez en el casino, jugaron y ganaron repetidamente gracias a un Cuphead llevado por la suerte y la avaricia, que hacía caso omiso a las advertencias y quejas de su hermano. Asombrado por su capacidad para enfrentar al azar, el Diablo les propuso una última apuesta, con la expectativa de doblar sus ganancias o perder sus almas. La duda azotó a los hermanos, pero nuevamente llevado por las ansias de dinero e ignorando a un nervioso Mugman, Cuphead aceptó jugar a los dados, dando como resultado una derrota.

A causa de esto, se les ofreció a ambos la posibilidad de liberarse del contrato, si lograban traer al casino las almas de los otros deudores; iniciando así la épica aventura de los protagonistas, armados con las habilidades que les fueron otorgadas por una poción que The Elder Kattle les dio, como última ayuda antes de su viaje.


Historia

En primera instancia, debemos hablar de la creación del personaje que da nombre al videojuego. Para ello, es necesario remontarnos muy atrás en el tiempo, de forma más concreta, a los años treinta, aquellos considerados como la primera época dorada de la animación independiente (dando nacimiento a personajes de la talla de Betty Boop, por ejemplo).

La particularidad de la animación en los años treinta, era la libertad creativa de la cual disponían los creadores de contenido audiovisual, para expresar las ideas más complejas y abstractas que deseasen en sus trabajos; la animación no era algo para niños exclusivamente. Posteriormente, la visión puritana del Código Hays se esparció por Hollywood; de repente, “las vacas ya no tenían ubres y los animales usaban pantalones”, dando inicio a otra etapa.

Chad Moldenhauer (Una de las cabezas del estudio MDHR), tomando lo anterior como inspiración, de acuerdo a una entrevista dada para el medio Kill Screen, gestó junto a su hermano la idea de Cuphead: los ojos que giran con locura, los colores pastel, la música Jazz original. Tampoco fue sencillo, afirmó Moldenhauer, ya que luego de cientos de cortometrajes y casi 150 prototipos, nació el personaje.


Producción

Regresando a la actualidad, la producción del juego tuvo su inicio en el año 2010, cuando los hermanos Chad y Jared decidieron dar inicio a lo que llevaban muchos años ideando.

Se debe señalar el enorme tiempo que tomó la culminación del proyecto, recién lanzado a la venta el 29 de septiembre del año pasado. La razón de su tardanza en lanzar el producto al mercado, radica en la complejidad de su diseño, la cual puede apreciarse fácilmente al jugar, pues el detalle de la animación es simplemente asombroso hasta en lo más mínimo.

La realización estuvo a cargo de MDHR Entertainment, un pequeño estudio independiente conformado por los hermanos Moldenhauer, quienes en sus inicios trabajaban por separado en sus casas, a mucha distancia uno del otro. Cabe destacar, para el momento de lanzamiento del primer trailer en la E3 en el año 2014, el juego apenas llevaba un 40% del desarrollo total, motivado al diseño de las mecánicas a partir del arte conceptual.

Gracias a una pequeña ayuda de Microsoft, el par pudo contar con algunos animadores y programadores adicionales. Sin embargo, nunca hubo ni por asomo la cantidad de gente involucrada en el desarrollo de un juego triple A (continuaba siendo un indie, al fin y al cabo), por lo cual el proceso fue lento y laborioso, llevando a los hermanos a tener que hipotecar sus casas con el fin de culminar su sueño.


Recepción y crítica

Para diciembre de 2017, Cuphead ya había vendido cerca de 2 millones de copias en todas las plataformas disponibles alrededor del mundo.

Las calificaciones dadas por algunos de los críticos más destacados, pueden apreciarse en la siguiente tabla:


Publicación
Puntaje
Destructoid
EGM
GameSpot
IGN
Metacritic
(PC) 88/100
(XBOX ONE) 86/100

Plataformas y requerimientos

El juego está disponible en Steam, Xbox One y para PCs poseedoras de los siguientes requisitos mínimos:

  1. SO: Windows 7.
  2. Procesador: Intel Core2 Duo E8400, 3.0GHz o AMD Athlon 64 X2 6000+, 3.0GHz o mayor.
  3. Memoria: 2GB de RAM.
  4. Gráficos: Geforce 9600 GT or AMD HD 3870 512MB or higher.
  5. DirectX: Versión 9.0.
  6. Almacenamiento: 20 GB de espacio disponible.

Compartir