Celeste: Uno de los mejores juegos emocionales

0
4

La industria de juegos indie ha surgido de manera notoria en los últimos años, con títulos novedosos y aparentemente sencillos, que logran cautivarnos por su originalidad. Celeste es uno de esos juegos emocionales, con un arte minuciosamente trabajado y una historia compleja.

A escalar la montaña

Publicado en el 2018 para PC, Playstation 4, Xbox One, Nintendo Switch y MacOS, Celeste es un juego de plataforma, donde acompañamos a Madeline, una joven que debe ascender una montaña y superar las dificultades que se le vayan presentando en el camino.

Este juego nos propone una experiencia 2D con un pixel-art placentero y cuidadosamente elaborado, así como un soundtrack que logra acompañar cada escenario de manera emocionante e incidental, dando fuerza a las ideas de fondo que nos intentan transmitir.

Como primera impresión, pareciera que Celeste es un juego enfocado tan sólo en los puzzles a los que nos enfrenta, pero este juego logra crear una historia compleja y que, a diferencia de muchos otros títulos con incluso gráficas avanzadas y desarrolladores de renombre, logra quedarse con nosotros incluso luego de haberlo jugado.

Pensar en distintos escenarios

El juego está dividido en varios episodios, cada uno de los cuales tiene una estética y temática distinta. Aquí, tendremos que aprovechar al máximo nuestras limitadas habilidades: saltar, deslizarnos en medio de un salto y apoyarnos verticalmente en muros por un período limitado de tiempo.

A diferencia de otros juegos del género, en Celeste los escenarios no están construidos por una motivación final externa al personaje, como rescatar a alguien, sino más bien acompañamos a Madeline en un viaje de autoconocimiento, siendo uno de los juegos emocionales más intensos del 2018.

En este juego no encontraremos supervillanos o maldad alguna, sino más bien dificultades a las que deberemos enfrentarnos. La dinámica nos invita a la introspección, reflexionando sobre nuestra propia vida.

Lo maravilloso de esta propuesta es que efectivamente logra ese objetivo, entrar sutilmente a un silencio que poco a poco se vuelve catártico, tanto para nosotros como para el personaje principal.

Desafíos mentales

La temática principal que se trata en la narración del juego es la salud mental, todo a través de otros tópicos asociados a la misma, como el auto boicot, relaciones abusivas y problemas de autoestima, los cuales se manifiestan a través del único antagonista del juego: una aparición fantasmagórica igual a Madeline que la interpela constantemente, buscando evitar que subamos la montaña mediante manipulación emocional.

En cuanto a los escenarios en sí, cada uno es un desafío mental, pero que en ningún momento se vuelve tedioso, ya que tienen un ritmo rápido. Además, cada vez que perdemos, aparecemos al principio del último escenario sin tener que volver pasos atrás, manteniendo así una dinámica inmediata que nos invita a volver a intentarlo.

Finalmente, en Celeste no sólo subiremos una montaña, sino que también nos enfrentaremos a los miedos del personaje en la medida que avancemos, así como a los nuestros, siendo acompañados por una música y escenarios que lograrán aflorar nuestras emociones de una manera sutil y profunda.

Compartir