¿Buscas videojuegos de rol? Dead Cells, es la respuesta

0
3
videojuegos de rol

Un grupo de células toman el cadáver de un prisionero en el calabozo de un gigantesco castillo cambiante y dinámico, custodiado por un mar de criaturas, jefes y guardianes. Nuestro personaje, sin nombre y sin voz, ahora debe salir del calabozo y acabar con todo aquello que se mueva y demande su alma.

Dead Cells, creado por Motion Twin, es un videojuego roguelike en 2D, que busca explotar las habilidades, capacidad de aprendizaje y coordinación de los jugadores, a través de diversos desafíos y mecánicas de combate en los escenarios inciertos del castillo.

Un juego “Roguevania”

Entre los clásicos más destacados que marcaron la vida de muchos gamers, se encuentran los videojuegos de rol tipo roguelike, en los que el objetivo gira en torno a la exploración y descubrimiento de mazmorras infestadas de enemigos, tesoros y espacios secretos, con una dificultad progresiva y un pixel art bien distinguido y atractivo.

Dead Cells presenta características y atributos de conocidos videojuegos de rol, plataforma y acción, como Castlevania y Metroid, hasta el grado que ha sido recibido y descrito como un juego “Metroidvania”.

La jugabilidad de este título es sumamente simple. Aunque no nos enfrentamos a un “Game Over” sin más oportunidades, al morir, nuestras células inmortales buscarán nuevamente el cuerpo del prisionero en el calabozo, justamente donde todo inició, solo que las cosas nunca volverán a ser iguales.

Un castillo cambiante

Es imposible que dos jugadores tengan la misma experiencia y pasen exactamente por la misma travesía a lo largo del juego. El castillo es cambiante, está vivo, por lo que sus pasillos y corredores se irán creando en la medida que avanzamos.

En este sentido, Motion Twin se inspiró en lanzamientos como The Binding of Isaac, creado por E. McMillen y H. Florian, en los que un algoritmo procedural genera cada nivel de forma automática y aleatoria, de modo que cada vez que muramos, las cosas habrán dado un buen cambio.

Esto permite que nos enfoquemos en conocer cada una de las habilidades de nuestro personaje, en lugar del camino que recorreremos. Es necesario que nos familiaricemos con cada uno de sus movimientos, limitaciones y el funcionamiento de cada una de las armas o hechizos que encontremos en el camino, además de estudiar la mecánica de cada uno de nuestros enemigos para anticiparnos a sus ataques.

Algunas alas del castillo, mazmorras y pasadizos, requerirán de ciertas habilidades especiales que tendremos que adquirir para poder pasar, mientras que otras solo permanecerán abiertas durante un período limitado de tiempo, por lo que siempre andaremos en contrarreloj.

Armamentos y mecánicas de combate

A lo largo del juego tendremos la oportunidad de elegir, fabricar, modificar y mejorar unos 50 diferentes tipos de armas y hechizos, además de habilidades y amuletos que nos proporcionarán nuevas ventajas ofensivas y defensivas.

El tamaño, rango de alcance y daño de cada arma, varía de acuerdo al nivel que tengamos, a nuestro grado de destreza y al dinero que ganemos e invirtamos en potenciarlas.

Como sucede en la mayoría de los videojuegos de rol, nuestras decisiones pueden condenarnos, o salvarnos la vida. El arma que llevemos en uno de los dos espacios disponibles, determinará las oportunidades que tenemos de salir victoriosos en un combate contra uno de los jefes.

Todo en ese castillo está diseñado para matarnos. Algunas criaturas atacan a distancia, otras se especializan en el combate cuerpo a cuerpo. Los combates son reñidos, y exigen velocidad, concentración y mucha agilidad. Una vez que hemos descifrado el punto débil y los diferentes ataques de cada jefe, seremos capaces de evadir, bloquear y destruir cualquier enemigo.

Pixel Art y Banda Sonora

El equipo de Motion Twin se ocupó en cuidar muy bien cada detalle del escenario. Desde las sombrías mazmorras y calabozos, hasta los paisajes y áreas externas de la isla, hacen que olvidemos por un momento que se trata de un trabajo bidimensional.

El estilo de combate del prisionero con cada tipo de arma y habilidad, tampoco dejará de sorprendernos, sus movimientos y limitaciones físicas, no nos aburrirán.

Por su parte, la acción viene acompañada por una extraordinaria banda sonora, con partituras musicales y efectos que de ningún modo cansan nuestros sentidos, más bien le imprimen una dosis extra de adrenalina a nuestros combates.

Controles sencillos, jugabilidad dinámica y entretenida, y una bien elaborada composición audiovisual. Dead Cells cumple de una forma simple con su propuesta, y nos permite aventurarnos en un viaje que pondrá a prueba la coordinación que existe entre nuestra lógica, velocidad y destreza con el mando.

Compartir